• Gobierno Corporativo

Que es el Gobierno Corporativo

En los últimos años, el marco legal para proteger a los inversores minoritarios se amplió considerablemente, tomando en sus inicios un desarrollo que podríamos considerar en carácter de ejemplar, desde los Estados Unidos y varios países de Europa. Desde entonces, el Gobierno Corporativo se convirtió en un ítem cada vez más importante para transparentar las acciones de cualquier compañía que cotiza en la bolsa, ante sus inversores y la comunidad en general.

Su espíritu se basa en regular a través del código de conducta las relaciones entre los accionistas, el management, los inversores financieros, los grupos reguladores y la comunidad, para dirimir eventuales conflictos de intereses. Un buen Gobierno fomenta la transparencia al asegurar parámetros de conducta éticos y responsables.

SOL® se esfuerza para desarrollar y mejorar sus políticas y procedimientos internos, adhiriendose a las mejores prácticas internacionales, con el objetivo principal de proteger y aumentar el valor de la empresa para todos sus accionistas. Junto a estas acciones podemos decir que el objetivo de la compañía es garantizar:

  • Mayor transparencia en la gestión, a través de la definición de una cultura de integridad y claridad en la conducción de sus negocios.
  • Implementar una adecuada supervisión, mediante la mejora continúa de la estructura de controles internos, el liderazgo en el cumplimiento de regulaciones y la adopción de políticas dirigidas a la eficiente administración de riesgos.
  • Correcta asignación de responsabilidades (accountability), dejando en claro la responsabilidad que asumen los directores y gerentes de la empresa, en cuanto al adecuado cumplimiento de las políticas y normas internas.

                             

  • Código de Conducta

Examinado integral según los nuevos requerimientos internacionales. 

El Código de Conducta rige el comportamiento de los directores, síndicos, miembros del management y empleados de SOL®, y hace hincapié en la ética, la transparencia y la honestidad de quienes trabajan o desempeñan sus especialidades en la compañía. Entre otras cosas, asienta la prohibición de falsificar o adulterar información o cualquier documentación; la de comportarse de forma tal que se pueda ocasionar un perjuicio a la empresa u obtener un beneficio personal que colisione con los intereses de la compañía. Por otra parte genera la obligación de quienes deban emitir información al mercado de conocer los procedimientos ante los organismo oficiales que así lo requieran, y de informar sin distorsiones.

Todos los miembros de la compañía tienen el deber de notificar cualquier situación de desvío al cumplimiento del Código. Políticas de Transparencia.

 

  • Objetivos económicos

Qué hacemos en SOL® para ser una compañía sólida

SOL® se renueva en el mercado local, siguiendo una trayectoria moral y ética. Si bien nuestro objetivo es conseguir la máxima rentabilidad sobre el capital posible, no vamos a sacrificar la prudencia financiera para lograr ese fin. La integridad tiene que ser un paradigma clave de cualquier empresa de éxito. El enfoque de nuestra compañía a las finanzas, las prácticas de contabilidad, relaciones con áreas contables, la dedicación de la junta directiva a su responsabilidad fiduciaria y la adhesión de la administración a los más altos estándares éticos es parte integra de nuestro patrimonio.

 

  • Políticas de Transparencia

Conozca la política antifraude y la política de prevención de lavado de activos de SOL®

Entre las medidas implementadas por SOL® en los últimos años para garantizar la transparencia en su accionar, se destacan la Política Antifraude y la Política de Prevención de Lavado de Activos.

En de junio de 2013, el Directorio de SOL® aprobó una Política Antifraude, con el objetivo de avanzar sobre conceptos introducidos en el Código de Conducta.

Sus principales lineamientos son:

  • Establecer la responsabilidad del Comité de Auditoría en la conducción de investigaciones que surjan como consecuencia de los reportes de desvíos.
  • Determinar que los medios de comunicación de SOL®, incluidos los e-mails con dominio @solpetroleo.com, son de propiedad de la compañía y podrían emplearse en caso de ser necesario. En este sentido, junto al Código de Conducta, se distribuyó entre todos los miembros del directorio y asesores empleados el capítulo pertinente a la Política Antifraude para que la consientan con su firma.
  • Establecer la realización de una evaluación anual de riesgo de fraude para identificar los principales riesgos por proceso y contemplar los controles necesarios.

La Política de Prevención de Lavado de Activos implica ciertos controles preventivos orientados a la detección temprana de potenciales riesgos de lavado

 

  • Prácticas del Gobierno Corporativo

En SOL® y a través del gobierno corporativo,  necesitamos cada día fomentar la transparencia en el uso de recursos de terceros, con compromiso, responsabilidad y comunicación, a lo largo de toda la organización. En razón de ello determinamos al sistema organizativo como una herramienta esencial que determina los alcances generados desde  la empresa.

El gobierno corporativo es el sistema (proceso y estructura) o la manera en la cual las empresas son dirigidas y controladas. La estructura del gobierno corporativo especifica la distribución de los derechos y responsabilidades entre todos los agentes involucrados con la empresa, tales como: el directorio, la gerencia, accionistas y otros stakeholders (grupos de interés), dando así las normas y procedimientos para una adecuada toma de decisiones, de acuerdo al contexto que se presente.”

Así es que todas las situaciones de un Gobierno Corporativo basado en las mejores prácticas permite establecer un marco claro de derechos, obligaciones, roles y responsabilidades entre los diferentes órganos de gobierno de la sociedad, los órganos de control, los accionistas y los diferentes grupos de interés.

La función de auditoría interna ayuda a una organización a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno.

El Consejo para la Práctica, establece que: El papel de auditoría interna, como se presenta en la Definición de Auditoría Interna, incluye la responsabilidad de evaluar y mejorar los procesos de gobierno como parte de su función de aseguramiento.

Los marcos y requisitos de gobierno varían en función del tipo de organización y jurisdicción reguladora. Existen, entre otras, sociedades que cotizan en bolsa, organizaciones sin ánimo de lucro, asociaciones, entidades gubernamentales y cuasi-gubernamentales, instituciones académicas, entidades privadas, comisiones y mercados bursátiles. La manera en que una organización diseña y pone en práctica los principios para un gobierno efectivo también depende del tamaño, complejidad, la madurez, la estructura de sus accionistas, los requisitos legales y culturales, etc.

Como consecuencia de la variación en el diseño y estructura de gobierno, el director de auditoría interna debe trabajar con el Consejo y la alta dirección, según corresponda, para determinar cómo debería definirse el gobierno a efectos de auditoría. La auditoría interna es parte integral del marco de gobierno de la organización. Su posición excepcional dentro de la organización permite a los auditores internos observar y evaluar formalmente la estructura de gobierno, su diseño y efectividad operacional conservando su independencia.

El gobierno no existe como un conjunto de procesos y estructuras diferenciadas e independientes. Más bien, mantiene relación directa con la gestión de riesgos y los controles internos.

Unas actividades de gobierno efectivas deben considerar el riesgo a la hora de definir una estrategia. En cambio, la gestión de riesgos depende de un gobierno efectivo (por ejemplo: compromiso de la alta dirección, apetito de riesgo y tolerancia, cultura del riesgo, y la supervisión de la gestión de riesgos)

Un gobierno efectivo depende de los controles internos y de la comunicación al

Consejo de la efectividad de dichos controles.

El director de auditoría interna debe tener en cuenta a la hora de planificar las evaluaciones para los procesos de gobierno que:

  1. Una auditoría debe dirigirse a los controles de procesos de gobierno diseñados para prevenir o detectar acontecimientos que puedan causar un impacto negativo en la consecución de estrategias organizacionales, metas y objetivos; eficacia y eficiencia operativa; informes financieros; o cumplimiento con las regulaciones y leyes aplicables.
  2. Dentro de los procesos de gobierno, los controles juegan un papel importante en la gestión de riesgos múltiples en la organización. Por ejemplo, pueden basarse en los controles del código de conducta para gestionar los riesgos de cumplimiento, riesgos de fraude, etc. Este efecto de agregación debería ser tenido en cuenta a la hora de desarrollar el alcance de una auditoría sobre los procesos de gobierno.
  3. Si otras auditorías evalúan los controles de los procesos de gobierno (por ejemplo, auditorías de control de informes financieros, procesos de gestión de riesgos, o cumplimiento), el auditor debería considerar basarse en los resultados de estas auditorías.